Total visitas

LA PARRESIA: EL RABO DE BURRO


Otto Gerardo Salazar Pérez

Profesor Universidad de los Llanos


Se ha ponderado en el discurso de acreditación, que el desempeño de los egresados es el mejor indicador del cumplimiento la misión de las universidades. Para el caso de Unillanos, forma integralmente ciudadanos, profesionales y científicos con sensibilidad y aprecio por el patrimonio histórico, social, cultural y ecológico de la Humanidad, competentes y comprometidos en la solución de problemas de la Orinoquia y el país con visión universal, conservando su naturaleza como centro de generación, preservación, transmisión y difusión del conocimiento y la cultura.


Bueno, al menos así reza la misión. Como nuestra Constitución, bastante prometedora.


El dato de contextualización se manifiesta a raíz del período electoral. Las noticias vienen de afuera. Aspirando a varias corporaciones y dignidades un nutrido grupo de egresados de Unillanos están en la palestra. Han nutrido las corrientes y los grupos políticos locales y han recalado en las formas tradicionales y clientelistas de hacer política. Pocos de ellos han destacado en el mundo profesional o científico. Su notoriedad esta jugada en la política tradicional.


¿Qué tiene que ver la Unillanos con el desarrollo preferencial de esa faceta del perfil del egresado y el ocultamiento de las otras?


Al parecer, la estructura de representación en los órganos colegiados que administran en términos académicos la U, por emulación y copia, “forman” los futuros cuadros. Y seguro que, por no prevalecer allí el discurso académico y científico, lo que tenemos es una muy buena escuela para el clientelismo, para la acomodación y negociación.


Responsabilidad primaria e insoslayable de quienes somos docentes en Unillanos, incapaces hasta ahora de consolidar comunidad académica a partir del discurso científico. Lo que prevalece aquí son largas y vacías discusiones a todos los niveles en comités y consejos. La emulación y persecución incesante de titulaciones que no va aparejada con el desarrollo y consolidación de perfiles académicos docentes. Nos quedamos en el gesto y el discurso vacuo. La estructura investigativa de la Universidad sigue siendo débil y los procesos de investigación no generan resultados que impacten el medio social y económico de la región. La yerba que crece es el rabo de burro que mientan, profundamente enraizada pero al fin, maleza.



Docente Unillanos

LEER MAS: http://laparresia.blogspot.com

Copyring@/Ediciones El Arquero

Grupo de Estudio Da Vinci, Universidad de los Llanos

CESO Centro de Estudios Sociales de la Orinoquia.

Otto Gerardo Salazar Pérez, 2015.





¿Cuál es tu comentario sobre el artículo?


Puedes enviar tu comentario, llenando la siguiente forma http://www.nadirllanos.com/html/Contactanos.html.

o te puedes registrar en nuestra plataforma moodle, ingresando al sitio original del artículo y enviar tu comentario http://moodle.nadirllanos.com/mod/forum/view.php?id=30".