Total visitas

PROSPECTIVA: DESTINITOS FATALES


Por: HÉCTOR ROLANDO CHAPARRO HURTADO



Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación


Cada día trae su afán. Y al parecer el de nuestra muy querida institución del conocimiento urge por soluciones inmediatas. En esta oportunidad la coyuntura le apuesta a una construcción de futuro, a un mundo posible, a una revelación metafísica que oriente el camino descampado que la Universidad de los Llanos resolvió tomar ya por decisión autónoma, ya por inercia, ya por (es necesario decirlo claramente) capricho de sus directivas y mutismo de su propia comunidad académica.


Prospectiva es el pomposo nombre de la nueva puesta en escena: planeación desde el deseo y la construcción colectiva de sentido, andamiaje desde abajo, búsqueda colectiva de un destino común, expectativa plural del derrotero. Buenas, muy buenas intenciones. Pero veamos las cosas en contextos, analíticamente si se quiere y a expensas de una reflexión mucho más compleja.


1. ¿Por qué la prospectiva en las postrimerías de la actual administración? Perogrullada al margen, estos debieran ser tiempos para la evaluación y la reflexión de lo sucedido durante dos períodos continuos de la rectoría de Óscar Domínguez y su equipo de trabajo: pros y contras, alcances, desafíos, responsabilidades que -más allá de la obligatoria rendición de cuentas- establezca un balance crítico de lo que se hizo y lo que quedó por hacer en el camino. Nos lo merecemos: no se puede pensar en acreditaciones (la estatal, pero sobre todo la social) si no existen espacios para el pensar detenido que nos obliga como institución del conocimiento. En otro sentido, no se explica claramente la razón, o las razones, por las cuales finalicemos por donde debió quedar el inicio: ¿dejar el camino hecho para futuras administraciones? ¿Adelantar un ejercicio que no se va a finalizar? ¿Agotar simplemente un recurso, cumplir con el programa de gobierno? Como quiere que fuera, confunde el hecho de pensar prospectivamente finalizando año y gobierno. Ojalá el ejercicio no sea vano.


2. La pregunta salta, insistente: ¿cómo pensar la prospectiva en el marco de las incertidumbres y los azares propios de este “cambio de paradigma” (según la propia presentación institucional de la propuesta) y lo que Bauman denomina la modernidad líquida? En tiempos y sociedades contemporáneas, asociados a la inestabilidad, la complejidad y el caos, ¿cómo pensar una idea de futuro?: ¿desde las regularidades? ¿Desde las certezas? ¿Desde la sospecha? Sentido en el cual se requiere no sólo tener en cuenta los azares más que las legislaciones y los sujetos más que las instituciones, sino pensar el pensar, como proponen insistentemente los estudios poscoloniales. Y una más: ¿de qué tipo de desarrollo, de progreso, de futuro estamos hablando? ¿Del depredador que agota los recursos (humanos, logísticos, económicos) en favor de la rentabilidad y la tecnocracia o el que opta por el buen vivir, la convivencia y el florecimiento humano? Las decisiones se deben tomar desde el principio. Y con ello caminar en la propuesta de Lander: “Despertar del sonambulismo que suele caracterizar a nuestras universidades exige detenerse para volver a formular algunas interrogantes básicas. Preguntas pre-teóricas, que se refieren al sentido esencial de lo que hacemos: ¿Para qué y para quién es el conocimiento que creamos y reproducimos? ¿Qué valores y qué posibilidades de futuro son alimentados? ¿Qué valores y posibilidades de futuro son socavados?”


3. Una inquietud salta a la vista en la presentación del proyecto de construcción de prospectiva: ¿y la oficina de Planeación de la Universidad de los Llanos? Se desprende de aquella introducción al ejercicio que esta dependencia está ausente, por razones no muy claramente expuestas. En este sentido, ¿qué sucedería con su legitimidad? En otras palabras, ¿hacia dónde se desplazaría la institucionalidad de la Universidad de los Llanos si quien atiende la construcción de sentido futuro proviene de un ejercicio externo y no es la oficina que tiene justamente ese encargo? La respuesta eventualmente nos ayudaría a reconocer si estamos frente a un debilitamiento de la institucionalidad de la Universidad o en presencia de una parainstituicionalidad, absolutamente ilegítima, contraria a la normativa interna y cualquier lógica administrativa.


4. ¿Se puede construir una prospectiva (cualquiera: el formato no varía) si simultáneamente nos ofrecen los indicadores? Y los indicadores, productos o “entregables” de la iniciativa de prospectiva ya se conocen, y son curiosamente similares a los de la Acreditación o el MIDE (esa curiosísima clasificación a medio pelo de la rendición de cuentas a los organismos multilaterales -OCDE- y los lugares comunes que el MEN clasifica como calidad). Nuevamente: ¿futuro con certezas? La respuesta de Carlos E. Maldonado, invitado como conferencista para ofrecer elementos de juicio sobre complejidad organizacional y universidad en tiempos de la sociedad de la información y el conocimiento, fue implacable: la complejidad es un problema, no una solución. Y añadimos: no un indicador o un producto; no una solución o un entregable: pensar en medio de la complejidad implica un proceso, largo como son largas las temporalidades de la academia y el pensamiento, y no cortas como son las ejecuciones de los sistemas administrativos y la tecnocracia.


Un asunto final, casi colofón: ¿cuál es el lugar de enunciación del estamento de profesores de la Universidad de los Llanos? Si nos atenemos a los silencios, los bostezos y las ausencias presentados en la “sensibilización” (palabra de moda en la lógica administrativa) de la propuesta, el camino puede ser para olvidar, y sus resultados preocupantes para la Universidad, que sin duda requiere verse, debatirse, pensarse pero que no lo hace justamente por la usencia de ese detonante que la interpele, la interrogue y que la indague.




Vereda Barcelona. Octubre de 2015





¿Cuál es tu comentario sobre el artículo?


Puedes enviar tu comentario, llenando la siguiente forma http://www.nadirllanos.com/html/Contactanos.html.

o te puedes registrar en nuestra plataforma moodle, ingresando al sitio original del artículo y enviar tu comentario http://moodle.nadirllanos.com/mod/forum/view.php?id=30".