HISTORIA


Naturaleza


Nadir Llanos: es la trama de emprendimiento del complejo académico-administrativo Certezas y Dudas; hace parte de la planeación para la ejecución de los proyectos Desarrollo de un modelo Blended Learning centrado en la Metacognición para fortalecer el aprendizaje de Ciencias Naturales en estudiantes del grado sexto de básica secundaria en la Unidad Educativa Felicidad Barrios Hernández y Desarrollo de un Modelo Blended Learning centrado en la metacognición para fortalecer el aprendizaje de Filosofía, Letras y Ciencias Sociales en estudiantes de un grupo no formal de la Comunidad Educativa de la Universidad de los Llanos, Villavicencio, Meta. Su plataforma se utilizará para la implementación del componente virtual del modelo Blended Learning.



Etimología y simbología


Na? en Makú-Puinave y di en Tukano significan raíz y savia, respectivamente (ver texto Vocabulario comparativo: palabras selectas de lenguas indígenas colombianas, en http://www-01.sil.org/americas/colombia/pubs/32105.pdf). Las culturas Makú-Puinave y Tukano se localizan en el oriente colombiano. Hasta ahí, uniéndolas, forman la palabra NADI. Agregándole el verbo ir, infinitivo en español, atemporal, queda NADIR. Llanos, sustantivo en español, es denominación para una región del oriente colombiano.

El nombre dado a la trama de emprendimiento NADIR LLANOS simboliza el llamado, por vigilancia epistemológica, a proceder de acuerdo con la NA (raíz), con la naturaleza que le da nacimiento, definida en su visión, misión, objetivos y principios éticos, a no perder la perspectiva. De ella proviene la DI (savia) que le provee vida, por siempre, pues el infinitivo ir implica permanencia atemporal, es decir, vigencia presente. Si no se es fiel a la raíz, no emana la savia, y la trama de emprendimiento no va, fenece. Por tanto, es un imperativo ético-político, el ejercicio de la coherencia; el gran negocio es vivir. El sustantivo Llanos refuerza la conminación a la coherencia: se honra lo auténtico, el origen, que se robustece integralmente con lo extraño porque se lo incorpora, fortaleciendo su esencia.

La connotación etimológica y simbólica se enriquece por el significado del sustantivo NADIR (raíz árabe: quiere decir opuesto): metafóricamente señala el punto de mayor adversidad, de la máxima osucuridad; así se ha gestado NADIR LLANOS: de la máxima debilidad se pasa por menores debilidades hasta llegar a una mínima fortaleza. Todos los procesos naturales y vitales tienen esa maravillosa impronta, excepto, los inherentes a aquella minoría de edad cultural humana que se complace en su miseria y se esfuerza al máximo por consolidarla. Por lo pronto, nuestra trama de emprendimiento está en el momento de mayor adversidad-vulnerabilidad por su carácter embrionario: corresponde, en consecuencia, al momento de más alta exigencia para la capacidad de nuestro sistema neuronal. La oscuridad es nuestra luz, la debilidad es nuestra fortaleza: en el contexto de la pretensión de excelencia, la carencia es abundancia.


Origen


En la década del 90 del siglo pasado nace el grupo de estudio Tanteos e Indicios en el contexto del programa Licenciatura en Producción Agropecuaria de la Universidad de los Llanos. En una lógica gradual de maduración, con desarrollos científicos, filosóficos y artísticos incipientes, durante una década, apenas alcanza a tantear la compleja realidad, formando un acumulado de indicios, nada despreciables, gracias a recurrentes escenarios de adversidad.

El salto cualitativo


En los primeros años de la segunda década del siglo XXI, fruto de muchos tanteos y de unos pocos indicios, se urden unas cuantas verdades relativas, velas encendidas para no maldecir la oscuridad, e incontables dudas, por supuesto, nada desdeñables. Ese año, la organización social Tanteos e Indicios experimentan una metamorfosis dolorosa y gratificante, convirtiéndose en el grupo de estudio Certezas y Dudas.

Las realizaciones


Se ha trasegado desde la máxima debilidad, transitando menores debilidades para llegar a una fortaleza incipiente pero capaz de soportar temblores, sin precipitarse. Lo realizado armoniza con ese caminar que cansa y vigoriza al mismo tiempo. Son endebles como todo lo que se tantea e indicia, y como todo lo que se hace con certezas tímidas. Bajo esa lógica se diseñan y ejecutan los siguientes proyectos de investigación:

  1. Estructuración de un currículo de conocimiento para la vida en el Instituto Agrícola de Paratebueno. Se saltó en los tres años de la investigación del puesto 5252 (año 2000) al 1494 (año 2002), lo cual representa 3758 puestos; en porcentaje, significó haber avanzado del 35.66%(año 2000) al 82% (año 2002), en las pruebas saber, grado 11.

  2. Evaluación de un modelo de aprendizaje virtual centrado en la metacognición, para fortalecer el conocimiento en ciencias naturales de estudiantes de sexto grado de básica secundaria de la Unidad Educativa Felicidad Barrios Hernández en Villavicencio-Meta.

  3. Desarrollo e implementación de material multimedia sobre la diversidad de Passiflora L. de la Orinoquía Colombiana con una estrategia metacognitiva para fortalecer el aprendizaje de los estudiantes de Biología, Universidad de los Llanos.

  4. Desarrollo de un modelo Blended Learning centrado en la Metacognición para fortalecer el aprendizaje de Ciencias Naturales en estudiantes del grado sexto de básica secundaria en la Unidad Educativa Felicidad Barrios Hernández.

  5. Desarrollo de un Modelo Blended Learning centrado en la metacognición para fortalecer el aprendizaje de Filosofía, Letras y Ciencias Sociales en estudiantes de un grupo no formal de la Comunidad Educativa de la Universidad de los Llanos, Villavicencio, Meta.

  6. En esta segunda década del siglo XXI, con base en los últimos proyectos, se ha estado validando, en contextos de la ciudad de Villavicencio, los hallazgos esenciales de la ciencia del aprendizaje. En ese tránsito de la mayor debilidad a menores debilidades, durante un periodo de más de 26 años, desde los años 90, se han producido y publicado más de 20 ensayos de reflexión sobre la educación.